CULTO DE GLORIA – RESUMEN

Los Creyentes Verdaderos NO Desmayan

Este domingo 13 de febrero recibimos de parte del Señor una Palabra que conmovió el corazón de todos los que estaban en el santuario.

El texto base del mensaje lo encontramos en Job 23:10: “Me probará, y saldré como el oro…”
El énfasis de esta Palabra es que el Señor Dios nos va ha probar y saldremos como el ORO, no terminaremos destruidos y agotados, si no finos como el oro.

Cuando Dios te prueba y tu sales de esa prueba, sales a un nivel diferente

Pastor Carlos A. Navarro

Jesús nunca desmayó y Él es nuestro mayor ejemplo, llegó a su META (que era la cruz del calvario), por más prueba que estuviera pasando nunca desmayó. Ni aún cuando invitó a sus discípulos a orar, en el huerto Getsemaní y estos se durmieron (Lucas 22:39-46).

“Él nunca desmayó porqué siempre confió en Dios” Carlos A. Navarro.

Esa es la clave del mensaje; nosotros debemos confiar en Dios hasta el final, y la falta de confianza en Dios produce desanimo. No dejes a Dios, no busques ayuda en santeros o en el adivino, no importa por lo que estés pasando siempre tu ayuda es Jesucristo el hijo de Dios.

En hebreos 4:14 Dios nos manda a retener nuestra profesión, como lo hizo Jesús pues, somos ministros de un nuevo pacto. Y en el versículo 16 dice: “acércate confiadamente al trono de la gracia. Acércate que hallarás gracia.”

Fuimos testigos del poder del el Espíritu Santo obrando en los corazones de los que anhelaban su presencia en un mover de gloria y bendición en donde un alma pudo venir a los pies de Jesús, por lo que damos gloria y honra al Señor.

Nuestra humanidad desmaya físicamente de muchas maneras, desmayar espiritualmente nos puede hacer olvidar el misterio de la reconciliación que el Señor nos ha llamado. Nuestro socorro, nuestro pronto auxilio y nuestro refugio se llama Jesucristo, y todo aquel que lo necesita, debe saberlo y venir a su encuentro.

A Dios sea la Gloria, Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.